En el año 2001, se publicó el Decreto con Fuerza de Ley de Zonas Costeras (Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela No. 37.349 del 19 de Diciembre de 2001) por el cual se crea la Dirección (Unidad) Técnica de las Zonas Costeras (DTZC) dependiente del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (MINAMB), el cual tiene dentro de sus competencias definir, en función de las políticas y estrategias del organismo, las directrices para el ordenamiento y gestión integrada de las zonas costeras; proyectarse como coordinadora y ejecutora de las actividades vinculadas a la planificación y gestión integrada de las zonas costeras en coordinación con otras dependencias de la institución y demás organismos y entes públicos, con el objeto de darle cumplimiento e implementación de las Disposiciones establecidas en el Decreto con Fuerza de Ley de Zonas Costeras.
La Primera Disposición Transitoria de dicha Ley hace referencia a la elaboración del Proyecto del Plan de Ordenación y Gestión Integrada de las Zonas Costeras, acción ésta iniciada, mediante una estrategia de concertación y trabajo interinstitucional y multidisciplinario que conllevó a la conformación de un (1) Comité de Trabajo Central y catorce (14) Comités de Trabajo Estadales de las Zonas Costeras. Los equipos de trabajo estadales establecieron la delimitación de la zona costera para cada Estado, identificaron, documentaron y jerarquizaron los problemas ambientales, así como los factores críticos de éxito y riesgo de la gestión, diseñaron indicadores de gestión y los respectivos programas de gestión para cada uno de los Estados. Adicionalmente, realizaron procesos de evaluación de la ordenación propuesta para cada entidad y propusieron lineamientos para la ordenación y usos de los espacios costeros.
En este sentido, la implementación del POGIZC de Venezuela está acorde, en primer lugar, con los principios rectores del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación y del Plan Nacional de Ordenación del Territorio, especialmente en lo referido al logro de la Nueva Geopolítica Nacional, la Suprema Felicidad Social y a los principios de sustentabilidad ambiental, a partir del aumento de la calidad de vida dentro de un espacio que resulta estratégicamente importante, debido fundamentalmente a la cantidad de población que involucra (18% del total nacional) y por el hecho de constituir un importante eje de articulación entre el espacio acuático y el terrestre, además de contener innumerables e importantes variables ambientales (naturales y socioeconómicas) de connotación regional, nacional e internacional.